Inicio > Motivación > De personas y colores

De personas y colores

18 abril, 2010

Existen diversos factores que estimulan la pasividad de un empleado hacia la organización en la que desarrolla su labor profesional, pero uno de los factores clave es la motivación. Actualmente, en las empresas proliferan los miembros de esa tribu a la que yo llamo ‘gente gris’. Son personas que en un momento dado fueron gente ‘de colores’, motivadas, proactivas, nunca preguntaban y siempre realizaban aportaciones constructivas en beneficio del desarrollo de los proyectos, y en consecuencia de la organización. A esas mismas personas, ahora con un tono de color mucho más desvaído, las sigo viendo en su puesto, iguales pero muy diferentes, relacionándose únicamente para comentar algún chisme interno o para cuestionarse el beneficio de su labor. En definitiva, por algún motivo esas personas han decidido cambiar su contribución colorista por una aportación mínima y grisácea para ‘justificar’ su nómina. Su productividad, lógicamente, ha pasado a ser más que cuestionable.

Llegados a este punto, es inevitable hablar de relaciones internas de la empresa, o bien de lo que se llama Marketing Interno. El Marketing interno no es más que el compendio de acciones que promueve la organización para poder vender su marca, sus valores, su cultura, su calidad deservicio, etc. al empleado. Es decir, la organización debe gestionar, fidelizar y motivar tanto a sus clientes externos como a los internos, a sus equipos, a las personas que los forman. En muchas organizaciones, la balanza está tan desequilibrada que rinden exagerada pleitesía al cliente y desconocen el nombre y ya no digamos las circunstancias profesionales o personales de sus empleados.

La búsqueda de armonía interna por parte de una empresa surte efecto en la medida en que dicha empresa consigue motivar al empleado en los términos más adecuados para este (¡No para la propia empresa!), a fin de que el profesional gris recupere sus colores perdidos. La relación causa-efecto, pues, está servida. En un entorno laboral satisfactorio en el que, como en una relación amorosa, el progreso se sustenta en dar y recibir, la productividad evoluciona, aumenta,mejora… Los empleados se sienten realmente motivados, la calidad del trabajo y del servicio es mejor y   la organización gana credibilidad y un largo etcétera de beneficios fáciles de inferir a partir de estos parámetros.

En las reflexiones del director del Programa avanzado de marketing para los recursos humanos(IDEC-UPF), el Sr. Antonio Ruiz Va  expone lo siguiente: “A menudo los empresarios se quejan de que su gente no está comprometida con la empresa y no son conscientes de que la empresa no lo está con ellos

Fuentes:

Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Marketing_interno
Artículo: ¿Su gente ha dimitido de pensar?. La Vanguardia, Jordi Goula.(Abril 2010)
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: