Inicio > Alineamiento TIC > TI-Negocio: Todos a una

TI-Negocio: Todos a una

4 abril, 2010

En los últimos años, la globalización de los mercados está siendo una tendencia creciente en el mundo empresarial. Una tendencia que ha dado lugar a un entorno de alta competencia, en el que las TI se han convertido en un factor determinante de éxito o fracaso. Aquellas organizaciones capaces de planificar su crecimiento y la evolución de sus sistemas para lograr sus objetivos de negocio y, al mismo tiempo, adaptarse a los cambios/necesidades del mercado de manera continua y eficiente serán las empresas dominantes.

La creación e implantación de modelos de desarrollo empresarial que permitan la alineación de los objetivos de negocio y de las estrategias TI es la prioridad actual de los CIO. Esta misión es tan importante como delicada, ya que cualquier inversión en TI es sometida a un exhaustivo escrutinio. Para consolidar el Gobierno TI en base a su eficacia y rentabilidad, la actuación de este departamento debe tomar como puntos de partida los siguientes aspectos:

–          Convergencia: alineación de la estrategia TI con el desarrollo y los objetivos del negocio.

–          Comunicación: difusión de la estrategia TI y los objetivos corporativos a toda la empresa.

–          Recursos: asignación de tareas a las estructuras organizativas, optimizando el desarrollo de estrategias que favorezcan la consecución de las metas corporativas.

–          Análisis: medición y control del desempeño de las TI.

–         Previsión: identificación y medición clara de los riesgos relacionados con la implementación de nuevas tecnologías.

La necesidad de una estrategia alineada

La mayoría de las implementaciones de sistemas informáticos tiene como objetivo automatizarde manera reactiva procesos o áreas especificas, sin tener en cuenta un enfoque más global, conmayor visión del negocio, en el que la organización de las TI integre los objetivos y metas organizacionales, los planes de expansión, las mejoras en productos y servicios, el incremento de ingresos y rentabilidad y, huelga decirlo, el retorno de la inversión. Esta visión parcial del papel de las TI comporta que los sistemas no sean concebidos para optimizar la evolución de la arquitectura tecnológica empresarial, ocasionando altos costes de propiedad (TCO), ineficiencia de los sistemas para integrarse económicamente (corto plazo, bajo coste)  y/o para soportar nuevos procesos y servicios y la incapacidad para adaptarse fácilmente a la elasticidad y las condiciones del mercado.

Lo cierto es que los negocios cambian al ritmo del mercado y de sus nuevas tendencias, y si las tecnologías de la información y la comunicación no participan de ese cambio, la empresa compromete significativamente su supervivencia a largo plazo. Si no se analiza a la organización como un todo, no se puede saber qué, cómo, cuándo y dónde se deben realizar ajustes o mejoras. Sin una estrategia sólida de TI… ¿Cómo saber qué y cómo deben adaptarse los sistemas para soportar el cambio o para optimizar beneficios?

Fuentes:

Luftman, Jerry. Key Issues for IT Executives. 2004
http://web.njit.edu/~jerry/CIS-679/Articles/Luftman-4-2-2005.pdf
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: